“El cas Morín posa en relleu que hi ha un silenci imposat sobre la realitat de l’avortament”. Nota de Premsa

Morín se enfrenta a 345 años de prisión por 115 abortos ilegales, a propuesta de los servicios jurídicos dee-Cristians

La asociación solicita que se tomen medidas cautelares sobre los procesados

Se puede considerar como la causa general contra el aborto en España

Barcelona, 13 de septiembre de 2012.- A un día vista del inicio del juicio al doctor Morín y sus colaboradores por presuntos abortos ilegales, el presidente de e-Cristians, Josep Miró i Ardèvol ha afirmado que este caso “pone de relieve que hay un silencio impuesto sobre la realidad del aborto, un silencio que llega a la censura, que no tiene ninguna razón científica ni sanitaria”. Además, considera que “el primer perjudicado de esto es la propia mujer, de manera que a pesar del gran número de mujeres que padecen el síndrome post aborto es muy elevado, no hay ningún recurso sanitario ni obligación de atención en este sentido”.

E-Cristians ha pedido que se tomen medidas cautelares sobre los acusados por considerar que existe alto riesgo de fuga. La asociación cree que en un juicio donde las penas que se piden son tan elevadas, los jueces han de valorar ese riesgo, sobre todo cuando uno de los encausados ya se encuentra en búsqueda y captura. “Lo que queremos con esta petición, si jurídicamente no es posible que estas medidas cautelares se produzcan, es llamar la atención sobre el hecho que se ha producido y que puede volver a producir de que desaparezca algún otro de los encausados. Desde el punto de vista del sentido común no tenemos ninguna garantía de que según como evolucione el juicio no desaparezca alguien más”.

‘Caso Morín’: la impunidad de las clínicas abortistas.- El ‘caso Morín’, para e-Cristians, debe servir para poner en evidencia que el aborto entraña un daño grave para la mujer. Un daño del que se aprovechan las clínicas privadas. Es por eso que el negocio del aborto, que además es de alta rentabilidad como se puede observar en el ‘caso Morín’, no debe ser privado. Debe haber una legislación que proteja efectivamente la vida del no nacido. No puede ser que la vida del feto sea una cosa y que el status quo jurídico del que han gozado las clínicas sea intocable. Cabe recordar que nuestro contexto social se basa en un principio que rige que nada de la Sanidad pública debe de ser un negocio como primera instancia, entonces, ¿por qué la única excepción la constituyen las clínicas abortistas, un negocio que desde la ‘Ley Aído’ se financia con dinero público?

Para Miró i Ardèvol “las clínicas del doctor Morín se movían con la más absoluta impunidad sanitaria y fiscal”. Ya que “la anterior normativa en España y la actual ley no tienen ningún reglamento que las desarrolle”. “El aborto ha sido y es un gran negocio financiado con recursos públicos y la única actividad que la Seguridad Social admite que puede ser desarrollada en las clínicas privadas en lugar de las públicas, es una excepción rotunda, no hay ningún otro caso”.

La acción judicial sobre el doctor Morín la empezó e-Cristians mucho tiempo atrás. El primer intento sobrevino a través de la información del diario inglés Daily Telegraph y las indagaciones de la policía inglesa sobre una fundación de este país que recibía fondos públicos y que había enviado a algunas mujeres a abortar a España, hecho que llamaba la atención ligado a la recepción de recursos públicos. A pesar de la grabación con cámara oculta del diario, las iniciativas jurídicas de e-Cristians no prosperaron. El segundo intento fue a raíz de una acción muy similar: una grabación con cámara oculta esta vez recogida por la televisión pública danesa. Entonces se pidió al Colegio de Médicos de Barcelona –que ahora forma parte de la acusación particular- que abriera un expediente informativo. No sólo no lo hizo sino que respondió a e-Cristians recriminando su escrito.

La aparición providencial de un testigo protegido resultó determinante para el caso. Fue necesaria una larga preparación, la aportación de considerables datos y, sobre todo, el que e-Cristians pudiera poner a disposición del juez un testigo de la propia organización de Morín dispuesto a declarar sólo si se le daba la condición de protegido, hecho que por sí mismo ya revela la naturaleza de las personas implicadas en toda esta truculenta trama. Todo ello hizo que la presentación de una querella por parte de esta asociación prosperara. Posteriormente, la actuación eficaz de la Guardia Civil, las grabaciones realizadas y la documentación incautada han hecho posible el juicio más importante en Europa por aborto ilegal, con 12 inculpados, 117 testigos, 115 presuntos delitos de aborto ilegal y 32 días de duración del juicio. Hará falta ver además qué papel juega el supuesto delito que presentan los abogados de e-Cristians de asociación ilegal, es decir un grupo de personas organizadas que de manera sistemática actúan para delinquir.

El presidente de e-Cristians explica: “Si Morín puede ser juzgado ahora es como consecuencia de cuatro factores: un diario inglés, el Daily Telegraph, la televisión pública danesa, la querella de e-Cristians y la providencia que hizo aparecer un testigo protegido. Sin estos cuatro elementos no hubiera habido nunca caso Morín ni hubiera habido nunca en España ninguna posibilidad de que prosperara ninguna denuncia por aborto ilegal”.

Una importancia decisiva.- Se tardará meses en conocer la sentencia, porque además este juicio será muy largo, se extenderá durante los meses de octubre y de noviembre. Pero, habrá que seguirlo de cerca porque su resultado tiene una importancia decisiva en España y sobrepasa los límites del país para alcanzar a toda Europa, porque puede manifestar en toda su crudeza lo que constituye realmente esta caja negra del aborto que nadie quiere abrir, lo que constituye de manipulación y riesgo para la mujer, de inhumanidad, de sistema brutal, de hacer negocio, de ganar dinero a expensas de un pretendido acto de liberación, que en realidad consiste en matar.

“El juicio que este viernes se producirá es sin duda el juicio más importante que se ha hecho sobre este tema no ya en España sino en Europa, por el número de inculpados, más de una decena, por el número de testimonios, más de un centenar, y por el volumen de años que se piden. Es un hecho desde este punto de vista extraordinario”, ha concluido el presidente de e-Cristians.

e-Cristians

Subscriu-te al Butlletí








Cas Morín

Vols dir-nos quelcom?

Nom

e-Mail

Missatge

Introdueix els següents caràcters: captcha

Please leave this field empty.