Anécdotas de una vida apostólica

http://www.balmeslibreria.com/ficha_libro/13857/Anécdotas-de-una-vida-apostólica

«Al releer este escrito surge en mí un sentimiento de vergüenza, pues algunas cosas que cuento parecen vanagloria. Sin embargo no he querido suprimirlas, pues todo bien procede de Dios; y Dios sabe que a diario le doy gracias de lo mucho que me ayuda.

Y como dice San Pablo (1Cor 4, 7): ?¿Qué tienes que no hayas recibido? Y si lo has recibido, ¿de qué te engríes?? El vanidoso es un desagradecido, pues se apropia de lo que Dios le ha dado. Y lo que Dios nos ha dado pudo dárselo a otro y no a nosotros. Yo pude haber nacido minusválido, y si no lo soy, se lo debo a Dios. Pero yo no he hecho nada para no ser minusválido. Todo sea a mayor gloria de Dios.»

Subscriu-te al Butlletí








Cas Morín

¿Quieres decirnos algo?

Su nombre

Su e-mail

Su mensaje

Introduce los siguientes caracteres: captcha

Please leave this field empty.