Carta Semanal de Josep Miró i Ardèvol. Hagamos memoria: hace ocho años que la última ley del aborto espera la sentencia del Constitucional

Apreciado amigo/Apreciada amiga:

Los hechos parecen olvidados pero están ahí para quien quieras verlos: desde el 2010 está pendiente el recurso contra la ley del aborto de la época Zapatero, interpuesta por el Partido Popular. ¡Han trascurrido ocho años! Y nadie ha levantado la voz por el retraso impresentable en dictar la sentencia. Nadie se ha interesado por llamar la atención sobre este injustificable retraso. A veces da la impresión como si las instituciones católicas, hubieran tirado la toalla de su incidencia en la vida pública, olvidando que si bien el juicio de Dios es personal, la salvación es un hecho colectivo, relacional, incluso para aquellos que desde su retiro del mundo rezan, no para ellos, sino para nosotros, ese término colectivo que es característico de la oración que nos enseñó Jesús.

Además, el tema del recurso es central  para el significado de la vida humana, y esto va más allá del ámbito cristiano. En efecto, la primera ley sobre el aborto reconocía al embrión y al feto, una condición concreta, una dimensión humana, que debía ser protegida. El aborto no era un derecho indiscriminado, sino el resultado de un equilibrio de derechos entre el nasciturus, y la protección de la mujer en determinados supuestos. Después, esta ley de aplico de forma fraudulenta, años  y años, sin que prosperasen las denuncias que ocasionalmente se producían, hasta que la querella de e-Cristians hizo estallar el caso Morín, cuyas consecuencias llenaron de temor al negocio del aborto, y precipito al gobierno Zapatero a presentar una nueva ley donde el no nacido no existía. Lo que la madre aborta no tiene nombre, no es un ser humano, es un “algo” que no merece ninguna atención. No hace falta ser provida para darse cuenta de que esto es una brutalidad irracional

Una vez más y desde e-Cristians, junto con las organizaciones que compartan la necesidad de que se dicte una sentencia (la idea que es peor que tal cosa ocurra es absurda, porque significa validar la ley con el paso del tiempo, como está sucediendo), vamos a trabajar para conseguir el que el Tribunal Constitucional resuelva de una vez por toda esta cuestión y nos deje claro cuál es su doctrina sobre el nasciturus, si mantiene o matiza la que tenía establecida en su momento o bien la rectifica del todo y entonces debe razonar jurídicamente el porqué. Hay por tanto dos exigencias que deben empezar a ocuparnos ya ahora para poderlas desarrollar con plenitud en septiembre: la ya indicada sobre la sentencia del aborto y la campaña sobre la eutanasia.

Una vez más este tipo de cuestiones muestran la necesidad y utilidad de una organización como e-Cristians.

Si estás interesado en participar en alguno de estos dos objetivos, contacta con nosotros: secretaria@e-cristians.net. Detalla también si posees página en Facebook o una cuenta en Twitter.

Subscriu-te al Butlletí

Cas Morín

¿Quieres decirnos algo?

Tu nombre (obligatorio)

Tu email (obligatorio)

Tu teléfono

Tu mensaje

Accepto la política de privacidad

captcha

ForumLibertas.com

ForumLibertas.com