Carta Semanal de Josep Miró i Ardèvol: La discordia nunca es solución

Apreciado amigo/Apreciada amiga:

No quiero dejar pasar esta ocasión semanal para hacer una referencia a la calificada de huelga de mujeres del día 8, para contribuir al discernimiento de cada uno. Cuando se produce una protesta de algún tipo, por ejemplo la actual de los jubilados en relación al incremento del 0,25% de las pensiones, siempre es indicio de causas concretas que señalan situaciones injustas. El primer trabajo es por tanto identificarlas con la mayor claridad posible y sobre todo buscar sus raíces. Pero también suele suceder que estas situaciones injustas dan lugar a respuestas que también lo son, porque instrumentalizan lo que hay que resolver, al servicio de determinados intereses ideológicos o simplemente haciendo propuestas demagógicas. La corriente populista que invade Europa tiene muchas formas diferentes de manifestarse.

En el caso de la huelga del día 8, quisiera señalar como uno de los contenidos manipulados el de la brecha salarial. En primer lugar porque está lejos de las cifras que alegre o malintencionadamente se han dado. Todos los estudios señalan que no es ni del 40%, ni del 30%, ni del 20%. Se sitúa entre el 11% y el 13%. Por lo tanto existe cuando se mide por el principio de igual retribución por el mismo trabajo, pero queda lejos de las magnitudes que se han utilizado como reivindicación. En segundo lugar, la causa fundamental de esta brecha está bien determinada y funciona tanto en España como en Dinamarca, es decir en todas partes. La causa es la maternidad que hace abandonar la vida laboral a la mujer y cuando la reincorpora después, puede dar lugar a diferencias sensibles. También se produce una discriminación bien conocida por que para determinados lugares no se acepta una mujer que pueda quedar embarazada o que tenga la intención de tener hijos, relegándola a una función más secundaria. Por lo tanto, una buena política es aquella que sitúe el foco de atención no en un genérico universal de discriminación de la mujer, sino que lo urgente y necesario es resolver este problema laboral de las mujeres que quieren ser madres, lo son o que están criando y educando a sus hijos. Junto a este gran colectivo, los otros dos realmente discriminados son las pensiones de las viudas que han trabajado toda la vida haciendo el trabajo de casa, y las mujeres traficadas y prostituidas. Quiero subrayar que ninguno de estos tres grupos han sido mencionados en el manifiesto de convocatoria de la huelga.

En el orden interno, quisiera recordaros que sin dramatismo, pero sí con energía, seguimos sin haber resuelto la situación económica de ForumLibertas y de rebote la de e-Cristians. Se han producido aportaciones (si quieres hacer una aportación puedes hacerlo en la cuenta corriente: ES41-0182-1797-3202-0803-2876) y suscripciones de apoyo a ForumLibertas (si quieres hacer una suscripción de apoyo haz click aquí), pero todavía en un estado insuficiente. La Comisión Ejecutiva estuvo estudiando la situación el pasado 1 de marzo y lo volverá a hacer el 1 de abril para valorar si tal como os anunciábamos en un escrito anterior el presidente y los miembros de la junta presentan su dimisión en el marco de una asamblea extraordinaria con la confianza de que haya una nueva candidatura capaz de dar mejores respuestas o en el caso contrario proceder a la disolución de la asociación.

Pero las dificultades no nos impiden continuar trabajando con el mismo impulso de siempre, y en este sentido os pido que anote ya desde ahora en su agenda la participación en la reflexión “El remedio es la concordia” que tendrá lugar el 7 de abril a las 20 horas en la parroquia del Remei y que consistirá en lecturas escogidas, intervenciones orales y cantos corales. La secretaría ya os informará más adelante con más detalle.

Recibe un cordial saludo,

Josep Miró i Ardèvol

#AhoraConcordia

#AhoraConcordia

Subscriu-te al Butlletí

Cas Morín

¿Quieres decirnos algo?

Tu nombre (obligatorio)

Tu email (obligatorio)

Tu teléfono

Tu mensaje

Accepto la política de privacidad

captcha