Carta Semanal de Josep Miró i Ardèvol. Las dos grandes prioridades: llegar a los poco practicantes y construir la concordia entre los cristianos

Estimado amigo/amiga:

Estamos trabajando activamente en la iniciativa Católico. Pero no mucho. El pasado 23 de octubre se reunió un grupo de trabajo para mejorar contenidos y capacidad de atracción. Es muy importante la participación en la página de Facebook https://www.facebook.com/CatolicPeroNoMassa/ de prescriptores nuestros que lancen temas o con sus comentarios orienten el mejor camino. En este sentido debemos repetir que la finalidad no es una acción directa de evangelización; ya hay otras vías para hacerlo. Aquí se trata de una acción masiva para crear las mejores condiciones para que precisamente reincorporarse a la Iglesia o estar predispuesto a una mayor aceptación de la palabra sea posible. Subrayo todo esto para que la línea de los comentarios y de los recursos que se cuelguen en la página deben ir en este sentido.

Sesión de formación práctica para estar en Facebook. Cualquiera que esté interesado en conocer cómo se puede hacer una página de Facebook y mantenerla, o mejorar sus capacidades en esta página debe estar atento a la próxima convocatoria que se hará precisamente para cubrir estos fines. Esperamos que esto también facilite que muchos de vosotros podáis contribuir a Católico. Pero no mucho.

Si Católico. Pero no mucho es una de nuestras líneas importantes de acción porque es inédita y por los enormes beneficios espirituales y personales que puede conllevar, una segunda se ha convertido también en central. Se trata de construir la concordia empezando por los propios cristianos. Escuchar, dialogar, ser agentes de paz es nuestro deber. Jesús nos invita a restaurar la paz en un mundo tan roto. Ahora esta apelación hay que cumplirla en nuestra casa y entre nosotros mismos. Es un trabajo persistente y paciente de restauración, de cumplir lo que se dice: “Felices los que trabajan por la paz, porque serán reconocidos como “ (Mateo, 5, 9). “Ustedes han oído que se dijo: “Ojo por ojo y diente por diente. Pero yo les digo que no hagan frente al que les hace mal: al contrario, si alguien te da una bofetada en la mejilla derecha, preséntale también la otra. Al que quiere hacerte un juicio para quitarte la túnica, déjale también el manto; y si te exige que lo acompañes un kilómetro, camina dos con él. Da al que te pide, y no le vuelvas la espalda al que quiere pedirte algo prestado” (Mateo, 5, 38-42). Por lo tanto nuestro deber está claro y lo que hay que hacer es trabajar para darle cumplimiento. El primer paso es el anunciado encuentro del día 9 de noviembre, en el que reflexionaremos y buscaremos concluir lo que hay que hacer. Tres tipos de realizaciones parecen de antemano necesarias. Una es iniciar espacios de diálogo y escucha entre cristianos que mantienen posiciones diferentes en el grave conflicto que está planteado. Una segunda puede ser un texto no demasiado largo que nos oriente doctrinal y espiritualmente en este trabajo de construir espacios de diálogo. La tercera, la de perfilar una cierta metodología.

Todas aquellas aportaciones que quieras hacer antes del día 9 serán bien recibidas. Si conoces a personas de otras asociaciones o entidades cristianas que puedan estar interesadas, puedes invitarlas. La única condición es que confirméis antes vuestra presencia y el número de personas ya que como es lógico para esta sesión de trabajo limitaremos el aforo.

Un saludo afectuoso en Cristo.

Subscriu-te al Butlletí








Cas Morín

¿Quieres decirnos algo?

Su nombre

Su e-mail

Su mensaje

Introduce los siguientes caracteres: captcha

Please leave this field empty.