Carta Semanal de Josep Miró i Ardèvol: una iniciativa útil de carácter secular, la dimisión de Lucetta Scaraffia y una solidaridad bien extraña

Apreciado amigo/Apreciada amiga:

Los cristianos necesariamente debemos ser portadores de paz y de las condiciones que la hacen posible, es decir de concordia, de diálogo, de capacidad de conversar con quien presenta puntos de vista diferentes; de no negar el reconocimiento a nadie. En este contexto, y en el ámbito de las cosas concretas del mundo secular, es evidente que la sociedad catalana presenta hoy un déficit de concordia como hace mucho tiempo que no había registrado. Por este motivo ya iniciamos el año pasado algunas iniciativas relacionadas con el fomento de esta virtud: difundimos textos con orientaciones prácticas y llevamos a cabo actividades públicas como el concierto y lecturas realizado en la Parroquia del Remei. Ahora, en esta línea, queremos señalar la aparición de una plataforma digital que persigue aportar una mirada de este tipo a través de la información, la opinión, el diálogo y el fomento de actividades que faciliten la recuperación de la capacidad de dialogar.

Se trata de Converses a Catalunya https://conversesacatalunya.cat/. Pensamos que es una iniciativa que merece la pena tener en cuenta y que intenta presentar diversos puntos de vista y datos sobre la realidad que inviten a la reflexión más allá de la consigna. Es, al menos desde mi punto de vista personal, una iniciativa útil de carácter secular. Sería de desear que se produjeran muchas más y llenaran el país de perspectivas diferentes con un mismo fin: reforzar la capacidad de conversar entre nosotros de nuestras alusiones, problemas, necesidades y retos colectivos. Si quieres estar informado y recibir toda la información de esta iniciativa, date de alta para recibir su boletín.

Un hecho de rabiosa actualidad que merece un comentario: con fecha 15 de enero de 2019 Forum Libertas publicó la editorial “Lucetta Scaraffia, directora del suplemento mensual del Osservatore Romano, debería ser cesada” pidiendo la dimisión de la señora Lucetta Scaraffia, responsable de la edición mensual femenina del Osservatore Romano por sus declaraciones en El País. Os ruego que leáis la editorial para ver las razones que justificaban una petición de este tipo. Ahora, esta persona ha presentado su dimisión en unos términos que no hacen otra cosa que continuar promoviendo el escándalo que con sus declaraciones ya había promovido. De hecho su continuidad era totalmente inviable porque resultaba incompatible con el escándalo que buscaba con su posición con el servicio al que es el medio oficial de comunicación de la Iglesia. Este hecho otorga valor a las razones que aducía en su momento ForumLibertas, al tiempo que subrayan el interrogante de cómo fue posible que una persona que se manifiesta tan poco vinculada a la Iglesia llegara a asumir una responsabilidad pública tan importante en nombre de la misma. Más información.

Os sugiero también que leáis el último artículo que he publicado en La Vanguardia “Una solidaridad bien extraña” porque con pocas palabras y hechos, pone de relieve la anómala situación en la que nos encontramos los cristianos en nuestro país.

Subscriu-te al Butlletí

Cas Morín

¿Quieres decirnos algo?

Tu nombre (obligatorio)

Tu email (obligatorio)

Tu teléfono

Tu mensaje

Accepto la política de privacidad

captcha

ForumLibertas.com

ForumLibertas.com