Declaración de e-Cristians: Ante la parodia del Padre Nuestro en el Saló de Cent del Ayuntamiento de Barcelona

Nosotros miembros de la Comisión Ejecutiva de e-Cristians manifestamos:

La defensa de la libertad de expresión no puede ser instrumentalizada para atacar y ofender los sentimientos religiosos de las personas, y el texto Mare Nostra de Dolors Miquel persigue deliberadamente esta finalidad.

En Barcelona no se producen actos parecidos contra ninguna otra confesión que no sea la cristiana. Al revés, la alcaldesa Ada Colau, que retiró la referencia a la misa de la patrona, la Virgen de la Merced, del programa de la Fiesta Mayor, no dudó en acudir a la celebración del año nuevo chino, una fiesta que también se inserta en una tradición, si bien de una cultura muy diferente.

El Padre Nuestro del que tan mal uso hace la señora Dolors Miquel, es la plegaria directamente confeccionada por Jesús. Es la palabra de Dios. No se puede parodiar, maltratar, sin herir y ofender a los cristianos. Y esto la autora lo conoce perfectamente.

Que un acto de esta clase se produzca en el Saló de Cent de nuestro Ayuntamiento, y  que la alcaldesa Ada Colau considere el acto como “un dejar de lado los prejuicios y dejar que fluyan las emocionesotorga al hecho una gravedad especial porque lo convierte en político. Responde a una política.

No es gratuito que en la pared de diversas iglesias de la diócesis haya aparecido la pintada la Iglesia que da luz es la que se quema”, y la imagen de una iglesia en llamas, y que el Ayuntamiento apoye en sus principales soportes publicitarios en la vía pública otro cartel en el que resuena la idea como parodia y recordatorio: Las únicas iglesias que iluminan son las que pagan el recibo de la luz”.

Es hora de que el Gobierno Municipal se excuse por los hechos a los ciudadanos católicos. Hagamos nuestra esta exigencia.

Las ideas acaban teniendo conciencias. En Barcelona los cristianos vivimos bajo un ambiente cada vez más agresivo, basado en la ofensa, la descalificación, el veto de todo lo que es cristiano.

Como cristianos a cristianos asumimos los hechos con paciencia, el perdón y la reconciliación. Como ciudadanos de una sociedad democrática afirmamos que ya es suficiente, que así estáis hiriendo la democracia, la convivencia y la concordia, y hay que ponerle fin a esta situación.

Llamamos a los cristianos, a todas las personas de buena voluntad que quieren una ciudad basada en el respecto, y la consideración mutua a participar organizadamente en la vida pública para poner fin a este estado de cosas y construir una ciudad mejor con nuestra aportación.

Hagámonos presentes guiados por la voluntad de fraternidad y diálogo, desde la energía de las propias convicciones.

Subscriu-te al Butlletí

¿Quieres decirnos algo?

Tu nombre (obligatorio)

Tu email (obligatorio)

Tu teléfono

Tu mensaje

Accepto la política de privacidad

captcha