Aquelarre de Cervera: un espectáculo que degrada la imagen de Cataluña

Son tres días de desmadre que culminan en la plaza pública con la figura del diablo y su gigantesco pene eyaculando sobre la multitud

La ciudad de Cervera celebra cada año la ya tradicional fiesta del Aquelarre, una ”orgía” de fuego, alcohol, música y apología del sexo sin límites. Tiene como punto álgido la exhibición del Macho Cabrío en plena plaza pública repleta de adultos, adolescentes y algún que otro niño. La personificación del Diablo y del mal hace ostentación de un enorme pene que, excitado por dos brujas en top-less, simula una eyaculación sobre los asistentes. ¡Y todos tan contentos! A pesar de ser una de las fiestas catalanas más multitudinarias y de contar con el beneplácito y la colaboración económica de la administración, el Aquelarre de Cervera corre el riesgo de exportar una imagen de la ciudad relacionada con el desmadre satánico y la pornografia, algo que degrada, al mismo tiempo, la imagen de Cataluña en el exterior.

El espíritu satánico del Aquelarre de Cervera del año 2003, celebrado del 29 al 31 de agosto, ha conseguido reunir alrededor de 40.000 personas. Este éxito de asistencia convierte la fiesta de la capital de La Segarra (comarca situada en el centro de Cataluña -España-) en una de las más concurridas de todo el territorio catalán. Durante tres días, conciertos de rock, espectáculos con fuego (en catalán correfocs) escenificados por los llamados diablos, fuegos artificiales, desfiles y bailes con alusiones demoníacas y sexuales completan una gran feria en la que más de medio centenar de puestos ofrecen todo tipo de artilugios esotéricos, mientras magos y videntes proponen sus servicios a todo aquél que se preste. Para los más pequeños se ha montado un ”Aquelarrito” (en catalán Aquelarret), una especie de mini aquelarre. Toda esta oferta ha centrado la atención de la mayor parte de los habitantes de Cervera y de los numerosos asistentes ajenos al municipio. La guinda de este aquelarre ”a lo grande” la pone el Diablo o Macho Cabrío, quien a las 4 de la madrugada del domingo (en esta ocasión el 31 de agosto), en plena plaza pública y ante una multitud de enfervorizados ”adoradores”, simula un orgasmo sobre los asistentes compuesto por unos 7.000 litros de agua-espuma.

En esta 26ª edición de la pagana fiesta de Cervera, han participado más de 100 diablos, que llegaron a encender unos 4.000 fuegos artificiales entre carretillas y surtidores, y hasta un total de 225 actores y comparsas pertenecientes a diferentes grupos de animación para fiestas populares. Además, en la plaza de la Universidad, se ha escenificado el inicio de la fiesta con la Quema del propio centro, un espectáculo pirotécnico que simula la destrucción de un referente cultural tan importante. Sin embargo, el momento más esperado, el éxtasis popular, se produce siempre con la aparición del Macho Cabrío, este año montado sobre una grúa de más de 10 metros de altura, acompañado por dos brujas perversas con los senos al aire que se encargaban de excitar a su amo y señor hasta proporcionarle sus 15 minutos de ”orgasmo” de agua-espuma, con la ayuda del cuerpo de bomberos de Cervera. Este delirio general viene precedido por la interpretación de dos piezas clásicas de rock como Simpaty for the devil, de Rolling Stones, y 666, el número de la bestia, de Iron Maiden.

Después, el descontrol general continúa hasta bien entrada la madrugada. Para apagar la sed y acabar de ”ponerse a tono”, los participantes del aquelarre consumirán brebajes como La mamada de la bruja o La corrida del macho cabrío, a base de whisky, cointreau, grosella y limonada, hasta quedar exhaustos. Tal como dice Xavier Martí, director artístico del aquelarre, de eso se trata, de que ”la gente se divierta hasta caer rendida”. Entre los invitados de este año a la inauguración, cabe resaltar la presencia del consejero de Cultura de la Generalitat de Cataluña, Jordi Vilajoana, quien presenció desde uno de los balcones de la plaza Mayor la Quema del Campanario, otro de los actos que forma parte del aquelarre. ¡Significativo!

Haciendo historia

Al contrario de lo que puede parecer, los orígenes del Aquelarre de Cervera no se corresponden con hechos históricos relacionados con la brujería, como son los casos de Zugarramurdi (Navarra), el Arenal de Coiro (Pontevedra), la playa de Arenas Gordas (cerca de Sevilla) y tantos otros lugares de aquelarre del siglo XIV. Tampoco las fechas tienen que ver con las celebraciones tradicionales de aquelarres, como el 2 de febrero (la Candelaria), el 1 de mayo (noche de Walpurgis), el 1 de agosto (San Pedro Encadenado) o la víspera del 1 de noviembre (Halloween). El origen del Aquelarre de Cervera se remonta al año 1978, cuando un grupo de jóvenes del pueblo, la Asamblea de Jóvenes, al tener vetada su participación en las fiestas del barrio viejo por no pertenecer a él, se decidieron a organizar su propia fiesta pagana. El Callejón de las Brujas, una vieja calle debajo de las antiguas murallas que corre paralela a la calle Mayor, les sirvió de inspiración para dar un cierto enfoque y nombre a su fiesta.

En principio, la celebración no pasaba de ser una fiesta sin origen religioso y cuyas actividades, con el paso del tiempo, podrían considerarse incluso ingenuas hasta 1983, año en que se empiezan a notar los primeros cambios al ampliarse el número de actividades. En 1984 aparece por primera vez la figura del Macho Cabrío, se buscan nuevos espacios y queda definido el esquema de la fiesta que perdura hasta hoy. Un ejemplo de la orientación que va tomando la fiesta del aquelarre es la representación de la quema de un obispo que tiene lugar en 1986, con la consiguiente protesta de las autoridades eclesiásticas. En 1997 el Ayuntamiento acepta una propuesta de profesionalizar la dirección del evento y en 1998 se amplían a tres días los actos conmemorativos. En 1999 se presenta un espectáculo relacionado con el paso del tiempo y los siete pecados capitales y, en el 2000, el argumento es el del Apocalipsis y el fin del mundo. En definitiva, el Aquelarre de Cervera se presenta como una orgía de fuego y transgresión, donde el Diablo y otros seres malignos se hacen con el poder absoluto e incitan a la embriaguez de los sentidos y la razón.

El diablo y el mal, modelo a seguir

En la puesta en escena del Aquelarre de Cervera, La ”suite” del desmadre (como muy bien titulaba EL SEGRE en un artículo del 1 de septiembre), se juega con la exaltación del más significativo representante del mal en la tierra: el diablo. Un diablo que hace una llamada pública a los asistentes para que, durante esos tres días, se liberen de cualquier norma y valor ético para disfrutar del placer que les aportará el sexo y el alcohol. Un buen ejemplo a seguir, sobretodo para los más pequeños, a los que se introduce en este mundo de oscuridad, brujería y pornografía mediante la celebración del Aquelarret, una ”minifiesta” para niños basada en talleres infantiles, pasacalles y grupos infantiles de diablos, actividades todas ellas muy positivas si se produjesen en un contexto inspirado en otro tipo de valores.

La transgresión, desde el punto de vista de rebelión del joven contra lo establecido, puede tener efectos positivos cuando bebe de las fuentes de la creatividad y los deseos de cambiar hacia una sociedad mejor. Si los más pequeños, además de tener que ”soportar” grandes dosis de telebasura y violencia en la programación diurna, viven como experiencia propia esa ”atracción hacia el mal” que sus mayores practican ante sus ojos, ¿hacia qué tipo de transgresión se les está orientando? ¿Qué modelo de sociedad les estamos ofreciendo? La respuesta viene a ser que la incitación a la búsqueda del placer inmediato está por encima de la educación en valores.

El contribuyente paga

La responsabilidad del aquelarre corre a cargo de la Comisión Organizadora y de Funcionamiento del Aquelarre, formada por un mínimo de 7 y un máximo de 12 personas, que son escogidas por la comisión informativa de Cultura entre las propuestas por el movimiento asociativo de Cervera o por los propios concejales que la integran. La presidencia corresponde al concejal responsable de las fiestas.

El alcalde de Cervera, Salvador Bordes, ha afirmado que ”ésta ha sido una de las mejores ediciones del Aquelarre”. No es de extrañar que diga esto, entre otras cosas porque el presupuesto municipal de este año para la realización del Aquelarre de Cervera ha sido de 120.000 euros, un ”pellizco” al bolsillo de los ciudadanos que el Ayuntamiento justifica con el argumento de que su invitación a participar en ese desmadre de tres días genera una afluencia masiva de gente que deja en el municipio sustanciosos beneficios. Sin embargo, ese beneficio económico para la ciudad puede traducirse a medio plazo en todo lo contrario. Cervera es, posiblemente, la única ciudad europea que celebra una fiesta de estas características con unas manifestaciones pornográficas tan fuertes y explícitas para la población, menores incluidos. ¿Beneficiará realmente a Cervera en el futuro su particular aquelarre? ¿O más bien la perjudicará económicamente de cara al turismo al difundir una imagen de una Cervera pornográfica y diabólica que degrada, al mismo tiempo, el concepto que de Cataluña se tiene en el exterior?

La transgresión, por encima de las normas

Ya hace algún tiempo que desde E-Cristians venimos advirtiendo de los peligros que conlleva la instalación de la transgresión en el conjunto de la sociedad como si del cumplimiento de una norma se tratase, ”una norma no contemplada en las normas” y que es defendida desde las administraciones por razones de modernidad, asociada, eso sí, a beneficios económicos y electoralistas. Estamos ante subvenciones de actos públicos que atentan contra los más elementales valores éticos y que en algunos casos rozan el ridículo, como pasó con el dinero público donado para fotografiar a miles de personas desnudas en Barcelona. ¿Qué pensarían de esta donación los otros miles de personas que apenas tienen para comer?. Nos encontramos con fiestas populares que acaban convirtiéndose en una pugna por ver quién acaba más ”colocado”, quién consigue destrozar más mobiliario público o quién ensucia más las calles y paredes. Existe una permisividad absoluta ante el fenómeno de los after hours y otros locales que demandan de la juventud la necesidad de aguantar toda la noche de marcha ”como sea”. Éstos son sólo algunos ejemplos de cómo las administraciones hacen la vista gorda ante esta nueva cultura de la transgresión. Eso cuando no se la ayuda directamente, como es el caso que nos ocupa. Y estamos hablando de una transgresión que ha entrado en una espiral de crecimiento difícil de frenar.

Las llamadas salas X, las sex shops y establecimientos como el Bagdad, entre otros ejemplos, prohíben la entrada a los menores de edad, de acuerdo con la ley vigente. Sin embargo, esa misma ley no se muestra efectiva cuando en el Aquelarre de Cervera, en plena plaza pública, se representa ”para todos los públicos” un acto de claras referencias pornográficas en el que dos mujeres en top less, interpretando el papel de brujas, excitan al macho cabrío, que exhibe un gigantesco pene, hasta conseguir que eyacule sobre la enfervorizada multitud. Esta incoherencia requiere explicaciones, en este caso por parte de la entidad organizadora, o sea, el Ayuntamiento de Cervera.


  • E-mail del Ayuntamiento de Cervera: alcaldia@cerverapaeria.com, a la atención del Ilustrísimo Sr. Salvador Bordes i Balcells, alcalde.
  • Artículos relacionados:
    Libro recomendado: El carnaval en España (clic aquí)
    Canónicos o transgresores (ver aquí)
    Ocio nocturno: los ciudadanos merecen más respeto (clic aquí)
    Aumento de muertes por violencia doméstica: reflexión para una sociedad transgresora (ver aquí)

Subscriu-te al Butlletí

Cas Morín

¿Quieres decirnos algo?

Tu nombre (obligatorio)

Tu email (obligatorio)

Tu teléfono

Tu mensaje

Accepto la política de privacidad

captcha

ForumLibertas.com

ForumLibertas.com

Notice: ob_end_flush(): failed to send buffer of zlib output compression (0) in /home/ecristians/public_html/wp-includes/functions.php on line 3393

Notice: ob_end_flush(): failed to send buffer of zlib output compression (0) in /home/ecristians/public_html/wp-content/plugins/really-simple-ssl/class-mixed-content-fixer.php on line 111