Carta Semanal de Josep Miró: Los medios de comunicación surfean por encima de los problemas y tensiones que la Iglesia mantiene con el gobierno español

Apreciado amigo/Apreciada amiga:

Esta semana quisiera llamar tu atención sobre la visita ad limina de los obispos españoles al Papa, y también sobre las conversaciones entre el presidente de la Conferencia Episcopal Española, cardenal Juan José Omella, y el ministro de la presidencia, Félix Bolaños. Las informaciones aparecidas en los medios de comunicación sobre la primera de estas cuestiones son muy diferentes. En unos casos, por ejemplo la corresponsalía de La Vanguardia, parece como si las cuestiones tratadas entre los obispos españoles y el Santo Padre, y también no lo olvidemos la secretaría de estado, que es un paso obligado de estas visitas, hubieran surfeado por encima de los problemas y tensiones que la Iglesia mantiene en España con el gobierno. Habrían ocupado puestos de relevancia las cuestiones más generales, como la inmigración, y en todo caso eso sí, «la exigencia» de El País sobre presuntos casos de pederastia.

En contrapartida, leyendo otras informaciones de otros medios, sí se pone de relieve los puntos conflictivos que están sobre la mesa como la eutanasia o la ley de enseñanza. Lo que sí parece claro es que existe disponibilidad de revisar los acuerdos entre la Santa Sede y el Estado, si bien esto todavía pertenece a un ámbito muy impreciso. Este hecho también podría representar la revisión de la ley sobre la libertad religiosa de 1980. En toda esta cuestión es muy importante que no se pierda de vista el principio constitucional español que lo configura como Estado neutral que colabora con las confesiones religiosas y específicamente con la Iglesia católica. En ningún caso es, por tanto, un Estado laicista como lo puedan ser Francia o Turquía, y mucho menos aún un Estado ateo en el que toda referencia a Dios haya sido excluida de las instituciones públicas (aunque a veces parezca que la situación es ésta).

Por otra parte, las conversaciones entre el ministro de la presidencia, y hombre clave del gobierno Sánchez, Bolaños, y el cardenal Omella, además de los eternos temas económicos y la permanente amenazada con aplicar el IBI a la Iglesia con una acción que de hacerse sería el elemento discriminatorio, porque su exención es extensiva a las fundaciones, partidos políticos, organizaciones sindicales y otras entidades de este tipo, han tenido dos principales puntos de interés en la denuncia de El País sobre los presuntos casos de pederastia, sobre los que ha insistido la parte gubernamental, y la crítica desde la perspectiva de la iglesia de la ley Celaá que limita los derechos de los padres y pone en riesgo la continuidad de la enseñanza concertada.

Los católicos haríamos bien en interesarnos de estas cuestiones porque nos afectan como colectividad, como pueblo de Dios además de como ciudadanos. La iglesia y la institución eclesial también harían bien informando con mayor detalle y claridad y desde fuentes propias sobre lo que se plantea en estos contactos y cuáles son los resultados. Es evidente que no se trata de retransmitir en directo, cuestiones que tienen muchos elementos necesarios de discreción, pero sí existe el deber de mantener una correcta información por parte de los pastores, sin la cual la responsabilización y la participación que forman parte de los principios de la doctrina social de la Iglesia, deviene imposible.

Tres temas más que creo que te pueden interesar:

  • Uno es esta breve grabación en la que trato sobre la acción política sistemática de cancelar los cristianos, no sólo la fe, sino su ejercicio libre y pleno, la cultura y, de hecho, la propia condición de la naturaleza humana, ante la inanidad de las respuestas, es necesaria una respuesta unitaria de los cristianos, no sólo de fe, sino también de cultura, para construir la alternativa. Pasar de Contraculturales a alternativos y organizarnos desde nuestra diversidad de vocaciones y servicios en las Asambleas Cristianas.
  • El segundo aspecto es que os invito a ir leyendo la revisión de mi libro sobre La Sociedad Desvinculada, en concreto os invito a leer este punto que aborda el origen de la sociedad desvinculada, las grandes rupturas que genera y las crisis acumuladas sin resolución que provoca, y que tiene su causa inicial en la progresiva transformación cultural y moral de una sociedad basada en un marco de razón objetiva en otro, cuyo fundamento ha sido la razón instrumental. Esta cuestión, que subyace en los análisis históricos de las crisis de la modernidad, ha sido escasamente considerada, con sensibles excepciones, como Max Horkheimer, y es la causa de la dificultad de la sociedad actual para diagnosticar sus propios males. Los ilustrados pensaron que era posible alcanzar acuerdos superiores sólo mediante razonamientos basados ​​en la utilidad. Éste fue el gran error. Este blog introduce toda esta cuestión decisiva.
  • Por último, os invito a que participéis en la II Asamblea virtual de ForumLibertas sobre la Alternativa Cultural Cristina el 31 de enero a las 19h. Aquí encontrarás toda la informació de este encuentro, que considero que es de mucho interés, tanto por su contenido como por su alcance, porque es el único foro en el que, a pesar de las dificultades de la diferencia horaria, participan nuestros seguidores de América Latina.
Print Friendly, PDF & Email

Entrades relacionades

No se han encontrado resultados.
Menú