Tiempos sublevados, es necesario trabajar para serenarlos

Apreciado amigo/Apreciada amiga de e-Cristians:

Es imposible no empezar la carta semanal con una reflexión sobre la violencia que se ha desatado en Barcelona y otras ciudades en Cataluña y España, y que ha tenido sus expresiones más contundentes en el saqueo de tiendas en el Paseo de Gracia de Barcelona, los incendios de contenedores como sistema y el asalto a la comisaría de los Mossos d’Esquadra en Vic.

Hay que decir que en este aspecto, como en muchos otros, los de las agresiones y abusos sexuales por ejemplo, son el fruto de una determinada cultura. Es la cultura que nos gobierna en la que los valores del autocontrol, el respeto a los demás, incluso la paciencia, han quedado desplazados por la irritación, la ira y la insatisfacción. No se trata de negar que hay razones para que todos estos sentimientos negativos se produzcan, porque los hay y no pocos. Lo que hay que negar es que la solución sea destruir materialmente lo primero que se tiene a mano, e incluso buscar el beneficio propio, como es el que se ha hecho en el asalto a los comercios.

También hay que decir que el modelo político que impera, absolutamente alejado de los valores cristianos, nos está haciendo mucho daño como personas y como sociedad. Sus responsables sobresalen en la búsqueda de chivos expiatorios a quien señalar para enmascarar su responsabilidad. Y así aparecen los fantasmas del populismo y del fascismo, cuando en realidad un populismo y un determinado autoritarismo que excluye a los que no piensan como ellos ya hace algún tiempo que nos gobierna. No son las etiquetas las que hacen la cosa, decirse de izquierdas, progresista, feminista, independentista, de derechas no significa nada. Lo que cuenta son los actos y las palabras que los inspiran. Y en este sentido, es evidente que los que nos gobiernan empujan en una dirección terriblemente equivocada. Solo hay que ver, en el caso de los disturbios, el hecho de desplazar el foco del problema de los autores de la fechoría a la policía, que con escasos medios intenta evitarlo, para culpabilizar a esta en lugar de los agresores. O si miramos en Madrid solo hay que observar la destructiva combinación que revela toda una mentalidad, que señala por un lado el maltrato a las madres con hijos en la reforma de los complementos de la Seguridad Social, y simultáneamente en el tiempo. El anuncio de una nueva ley de aborto para hacerlo aún más amplio e intenso, como si el actual ya no significara la práctica el aborto libre. La coalición del gobierno español, que últimamente no se pone de acuerdo prácticamente en nada, coincide, eso sí, en promover aún más el aborto. La cuestión de fondo es cuando, los que consideramos que todo esto es un desastre, seremos capaces de establecer una respuesta común para poner freno y construir una alternativa.

En este camino os recuerdo que el 25 de marzo tenemos la Asamblea ordinaria de socios de e-Cristians donde examinaremos lo que hemos hecho en el primer año de pandemia, renovaremos cargos y dialogar sobre las razones que nos llevan a convocar una Asamblea extraordinaria en los próximos meses. Tras 20 años de funcionamiento debemos replantearnos, sin apartarnos de la misión de e-Cristianos (llevar la concepción cristiana en la vida pública), cuál es la respuesta que hay que dar en una época nueva y tan difícil como la actual. Inscríbete aquí y a continuación recibirás un e-mail de confirmación con el enlace para unirte a la Asamblea.

También os informo que el próximo día 2 de marzo hay una reunión de la Asamblea de Asociaciones por la Vida, la Libertad y la Dignidad que tiene como objetivo empezar a trabajar en el programa de actuación de oposición cívica a la eutanasia.

Con carácter más, específico el día 17 de marzo llevaremos a cabo una reunión para aplicar la agenda de la Asamblea de Asociaciones en Cataluña. Todos los que estéis interesados ​​en la lucha por la vida, los cuidados paliativos y la eutanasia, os invito a participar. Simplemente envía tu petición a secretaria@e-cristians.net.

Print Friendly, PDF & Email

Entrades relacionades

No se han encontrado resultados.

Menú