Carta Semanal de Josep Miró: Todos los frentes están abiertos y piden voluntarios y recursos

Apreciado amigo/Apreciada amiga:

¿Hasta cuándo mantendremos el mito que vivimos bajo un estado liberal que es neutral, en lugar de asumir en plenitud que vivimos bajo un régimen que adoctrina y reprime los derechos a razón de las ideas de quien los profesa? Basta con ver el programa que fija para el estudio de la historia en bachillerato, el Real Decreto de Enseñanzas Mínimas sobre este ciclo que reduce la historia a la que se produce a partir de 1914 y concentra gran parte de la atención “al estudio de las grandes reformas estructurales que acometió la II República» y propone una narración absolutamente partidista de aquel conflictivo período de nuestra historia. Son unos estudios de bachillerato en los que, por ejemplo, el alumno desconocerá todo lo que tenga relación con el descubrimiento y las ulteriores relaciones con América o con la guerra de la independencia. En fin, las omisiones son tan importantes que parece existir la voluntad deliberada de ignorar la historia.

Te adjunto la respuesta que hemos recibido del escrito que envié en nombre de e-Cristians al presidente del gobierno español. Te sugiero que lo leas con atención porque significa dos cosas. La primera, que se han tomado la molestia de trabajar la respuesta. No es ni mucho menos el estándar habitual. La otra, el carácter arbitrario que preside la visión gubernamental expresada ahora por escrito. En último término puede decirse que actúan sobre la Iglesia porque esta es particularmente mala en el tema de la pederastia. Y esto se atreven a ponerlo por escrito a pesar de la evidencia de que, como hemos explicado con datos una y otra vez, la incidencia en este delito de las personas vinculadas a la Iglesia católica es mínima, marginal en relación con la de otros colectivos. Para más escándalo, vale la pena recordar que esta carta nos llega cuando en Valencia existe un juicio abierto que afecta a la vicepresidenta del gobierno, por un escándalo de abusos sexuales presuntamente cometidos por su exmarido, y que ella, según la acusación, habría intentado ocultarlo. Y es que es una evidencia que una parte importante de los casos de pederastia se dan en ámbitos y con personas que pertenecen a la administración pública en una proporción muy superior a la eclesial. Pero este hecho, que sería el propio para que lo abordara el Defensor del Pueblo, es ignorado. Porque hay que añadir que en el encargo a esta institución existe otro gran interrogante jurídico. Su misión de control es para defender los derechos de los ciudadanos en relación con la administración, y no para actuar sobre los ciudadanos, como ocurre en el caso de la pederastia y la Iglesia. Quizá el Congreso de los Diputados, de donde salió el acuerdo, y el propio Sr. Gabilondo, Defensor del Pueblo, no tienen presente que hace mucho tiempo que se produjo la separación entre Iglesia y estado, y que esta es sociedad civil.

Por si fuera poco, el gobierno de la Generalitat de Catalunya comete una nueva irregularidad para intentar liquidar por completo la clase de religión. Lo hace utilizando el sistema administrativo, que es el que aplicaban los regímenes del área de la URSS en su fase más madura. Ya no había persecución religiosa, lo que existía era la utilización de elementos administrativos para hacer la vida imposible a la Iglesia y a sus seguidores. En este caso, lo que ha decidido la Generalitat es liquidar de la hoja de inscripción en la escuela, el recuadro que permitía pedir la clase de religión, que como es sabido es de oferta obligatoria para todos los centros y de aceptación voluntaria por parte de las familias. Si no hay recuadro donde formular la petición, no existe petición y, por tanto, el centro puede decir que no tiene demanda para la clase de religión. Es una ilegalidad fragante y dice mucho de la mentalidad que impera en la Generalitat en relación con el ámbito católico.

Todas estas cuestiones no podemos pasarlas por alto y por esta razón seguimos actuando y buscando alianzas, para hacer frente a estas acciones gubernamentales que quieren liquidar el catolicismo de nuestra vida colectiva.

Aún trabajamos para que la comisión estudie el delito de la pederastia en todas sus dimensiones, única manera, cabe añadir, que las conclusiones pueden tener eficacia.

Y también empezaremos a actuar en relación con la iniciativa de la Generalitat para liquidar la clase de religión en la escuela.

Tu ayuda y colaboración son fundamentales porque son de ellas de donde nace la fuerza de la respuesta.

Empezamos una fase de petición de ayuda económica para hacer frente, sobre todo, a los gastos de carácter jurídico que conllevan todo este tipo de acciones.

Te pedimos que cuando recibas la petición de ayuda, poco o mucho, contribuyas.

Print Friendly, PDF & Email

Entrades relacionades