Escribe al Defensor del Pueblo para que indaguen todos los casos de pederastia y todos los sujetos que los cometen

Una mayoría de diputados del Congreso ha acordado encargar al Defensor del Pueblo y en relación con la pederastia, establecer “la determinación de los hechos y responsabilidades, la reparación de las víctimas y la planificación de las políticas públicas para la prevención de estos casos”. Pero solo para las personas que están vinculadas a la Iglesia Católica. Es una vulneración de derechos flagrante, igual que lo sería, por ejemplo, tratar de los robos con violencia, pero solo los cometidos por gitanos o inmigrantes: sería racismo o xenofobia. ¿Cuál es el calificativo que merece aquella decisión cuando se aplica a los católicos?

Se les convierte en chivo expiatorio para evitar abordar el grave problema de la pederastia en nuestra sociedad. Los datos lo evidencian: entre 2009 y 2019 solo entre el 0,2% y el 1% de estos casos los han cometido personas vinculadas a la Iglesia. Doloroso sí, pero una ínfima minoría. ¿Por qué se ocultan las causas del 99% restante?  Más cuando se sabe que los casos son mucho más numerosos entre maestros y profesorado (3,7%), relaciones a través de internet (5,2%), la pareja o expareja (8%), personas ajenas a  la familia  (9,9%), compañeros y amigos (14,4%), y unas cifras todavía mayores de los abusos cometidos en la familia y en su entorno.

Rechaza que se convierta a la Iglesia y a los católicos en chivo expiatorio.

Exige que se indaguen todos los casos de pederastia y todos los sujetos que los cometen. Es la única manera de establecer verdaderamente la «determinación de los hechos y responsabilidades, la reparación de las víctimas y la planificación de las políticas públicas para la prevención».

Escribe al Defensor del Pueblo, Excmo. Sr. Ángel Gabilondo




    Print Friendly, PDF & Email

    Entrades relacionades

    Menú