Hacia la Asamblea Extraordinaria de e-Cristians. Intervención de Josep Miró i Ardèvol de la Asamblea de socios

 

  • El último punto del Orden del Día es presentaros brevemente las razones para llevar a cabo una Asamblea Extraordinaria pasado el verano, confiando en que pueda ser ya presencial.
  • Con qué propósito.
  • Una reflexión profunda y a la vez práctica de la misión de e-Cristians en un tiempo trastornado y de transición a una nueva época que ignoramos cómo será, pero es nuestro deber dejarnos guiar por el Espíritu para construir un horizonte de sentido y una dinámica que nos lleve a él. ¿Qué se nos pide en este momento de crisis e incertidumbres en nuestra misión de llevar la concepción cristiana al espacio público-político?
  • Esta reflexión conlleva meditar sobre qué hemos hecho bien y cuáles son nuestros puntos fuertes, y lo que hemos hecho mal y nuestras debilidades.
  • Reflexionar sobre nuestro entorno eclesial, en círculos céntricos del más cercano a más lejano, también moral, social, cultural económico y político.
  • Algunas personas de la Comisión Ejecutiva ya han empezado a trabajar en esta reflexión.
  • Y de esta reflexión establecer la nueva propuesta, el nuevo proyecto de e-Cristians.
  • Una reflexión a la que todos estáis llamados a participar y contribuir, y en la que también llamaremos a intervenir, a personas y grupos ajenos a e-Cristians, fieles a nuestro testimonio de unidad católica, y de acogida de todos. Esto en una sociedad cada vez más fragmentada y polarizada es más importante que nunca.
  • Un nuevo proyecto en el que yo estaré presente en su inicio, pero evidentemente no ya en su continuidad porque el relevo en la presidencia deberá producirse.
  • La idea es desarrollarla en los meses siguientes sin distraernos de la acción cotidiana, los retos y exigencias concretas que afrontamos.

El escenario.

  1. En el escenario del 2020 muchas cosas han cambiado. Todo lo que domina el escenario presente ya eran tendencias visibles hace 20 años. La cuestión era sobre cuál será su desarrollo. Con la experiencia valiosísima de 20 años ininterrumpidos de acción y reflexión, debemos determinar ahora hacia dónde va la sociedad y hacia dónde tenemos que ir nosotros como organización que tiene como fin llevar la concepción cristiana a la vida pública-política.
  2. La última gran experiencia, recién iniciada, es la iniciativa de la Asamblea de Asociaciones por la vida, la libertad y la dignidad, y nos dice lo importantes que podemos ser como catalizadores, como fermentos.
  3. Las actividades llevadas a cabo en estos últimos 15 meses y que he expuesto, a pesar de nuestra escasez de medios, nos dice qué podríamos hacer si ganáramos en potencial.
  4. Estos aspectos prácticos también deben formar parte de nuestra reflexión.
  5. Debemos estar abiertos al cambio y a la adaptación orientados por el Espíritu, y por eso la oración y la conversión nos debe acompañar más y mejor, en la fidelidad al Evangelio y a la doctrina de la Iglesia, convencidos de que ella es nuestra referencia y no el mundo, que Jesucristo es nuestro camino y que él nos advierte una y otra vez sobre el mundo cuando éste prescinde o actúa contra Dios.
  6. Una mirada al escenario actual.
  7. En relación con nuestros órganos y más de una década, hoy tenemos que decir que no hay interlocutor político claramente en Cataluña. ¿Cómo transformar esta situación?
  8. Que los partidos e instituciones viven una situación de descrédito y alejamiento de la gente difícil de imaginar una década atrás. La demagogia y la partitocracia degradan y desangran la política. a) Debemos recordar también, y la Iglesia haría bien en tenerlo presente, la ley de la contienda política que dice que los movimientos sociales que no tienen presencia en las instituciones políticas acaban por desaparecer. b) El catolicismo hoy en nuestro país es una realidad contracultural. Hay que asumirlo. Nuestro trabajo debe ser transformar la contracultura en alternativa, en todo lo que es malo, decadente, corrupto, malicioso, que llena la vida política y social. Como el agua del río de la vida, el cristianismo debe ser el regenerador de la miseria moral de la política y de la vida pública. c) Y al mismo tiempo hay que contribuir a dar respuesta a que entre parte de los mismos católicos su fe se va reduciendo a un suplemento espiritual mientras el conjunto de su vida está orientada a los valores del mundo, el catolicismo se va convirtiendo cada vez más en una ONG , sin capacidad transformadora. Y no es eso. La respuesta es ser sal y fermento y luz. d) Gracias a Dios hay importantes excepciones: Hay brasas que brillan en jóvenes, parroquias, grupos, nuevas iniciativas. Son brasas magníficas, pero aún no se ha propagado el incendio. Acerquémonos a ellas, reforzamos la foto y que ellas nos vivifiquen. Ejemplo: 40 Días por la Vida. e) La realidad esquemática la podemos ver en estas cifras del último barómetro sobre la religiosidad:
  • Practicantes 20,5% (seguramente menos; 13-16%?) creen firmemente en Dios, 26% los que creen y a veces dudan, 35,5% se consideran religiosos y el 42-44% se definen como católicos.
  • Desde el punto de vista puro y duro del marketing, unas cifras de público objetivo de esta magnitud, no señalarían ni mucho menos un mercado marginal.
  • Entonces, cuál es el problema, qué pasa, qué nos pasa. ¿Por qué el catolicismo y la Iglesia es tan poco relevante en el debate público, en el proyecto cultural, y moral de la sociedad, por qué la concepción del catolicismo social tiene tan poco relieve en las leyes que se hacen?

Tres preguntas son pertinentes de cara a la reflexión. La Asamblea Extraordinaria:

  1. ¿Cómo hemos llegado hasta la actual situación?
  2. ¿Se podría haber evitado?
  3. Y la tercera y decisiva: ¿qué hacer ahora?

Debemos esbozar un nuevo camino.

Acción en tres planos orgánicamente diferentes, pero íntimamente conectados: la misión evangelizadora, la alternativa cultural, y la acción política social cristiana. Misión, alternativa y acción.

De todo ello trataremos en la preparación de la Asamblea para llegar a definir caminos, es decir, objetivos y estrategias.

Os ruego que participéis, lo que sé que haréis.

Y más allá, que intereséis a muchas otras personas y grupos en esta reflexión porque como he dicho queremos que más gente participe en la reflexión y el debate previo.

Y al mismo tiempo actuemos más y mejor, en el día a día y esforcémonos para crecer. Nuestra fuerza son los socios. Hacer asociados es la necesidad cotidiana.

Hemos terminado una etapa, una nueva fase llena de la fuerza del Espíritu comienza. Participamos en ella sin desfallecer porque ni triunfo ni derrota nos imponen su ley. Abrimos con la Asamblea Extraordinaria una nueva época.

Print Friendly, PDF & Email

Entrades relacionades

No se han encontrado resultados.

Menú