Presidente Sánchez, el diálogo y la concordia los debe de aplicar a toda su acción de gobierno

Apreciado amigo/Apreciada amiga:

El presidente Sánchez ha reiterado en sus últimas declaraciones y con motivo de justificar los indultos a los encarcelados por el asunto de la independencia, que lo hacía en nombre del diálogo y para favorecer la concordia. Gran palabra esta. Quizás si se esfuerza un poco recordará que hace 3 años, cuando el conflicto catalán estaba más candente, e-Cristians lanzamos una iniciativa sobre la concordia. Reflexiones desde el punto de vista de la fe y también de la razón, porque ya Aristóteles la definía, traduciéndola como amistad civil, como aquella virtud colectiva necesaria para que el buen gobierno de la ciudad, es decir del país, prospere. Es una virtud que une en la amistad a todos aquellos que se ocupan de los asuntos públicos a pesar de sus diferencias y en razón de que comparten la voluntad común de que la ciudad y sus habitantes vivan lo mejor posible y prosperen. Hicimos un acto el 2 de junio del 2018 en la parroquia del Remei de Les Corts de Barcelona, con lecturas y cantos a fin de aportar un gesto visible, además de los textos y los mensajes en la red, a esta concordia. También llevamos a cabo la campaña de carteles «Fem concordia» (Agamos concordia). Hay que decir que no fue una campaña fácil, porque desde un lado y el otro se nos acusaba de favorecer al bando contrario. Pero lo hicimos y estamos muy satisfechos de aquella causa.

Pero la concordia, como toda actitud humana, debe ser sincera, quien la proclama no tiene que buscar beneficios personales , sino que debe procurar el bien de todos. El problema del presidente Sánchez es que en lo que conviene pide colaboración y concordia porque se siente débil, y en lo que le interesa y se siente fuerte va al grano y pasa por encima de todo diálogo incluso por encima del más elemental respecto a los procedimientos institucionales. Qué diálogo, qué concordia ha ofrecido el presidente Sánchez con una ley tan decisiva, tan extraordinariamente importante como la de enseñanza, que arrincona a los padres, ahoga a la enseñanza concertada, y resuelve la crisis educativa a base de rebajar más los niveles de exigencia. Qué concordia ha ofrecido con la ley sobre la eutanasia cuando se ha valido de artimañas legislativas para acelerar el procedimiento, no consultar al Consejo de Estado, obviar las recomendaciones del Comité de Bioética y no atender ninguna comparecencia que pudiera discrepar mínimamente de una ley que además es técnicamente pésima por la falta de garantías que genera. Cómo puede hablar de concordia y diálogo quien rechaza dedicar recursos a los cuidados paliativos para evitar que tanta gente sufra innecesariamente y situar el derecho a matarlos como única solución. Quién puede hablar de concordia cuando ante un estrago que crece y crece, sobre todo entre los jóvenes, el del suicidio, lo ampara con esta ley con la hipocresía añadida que la palabra suicidio no aparece ni una vez al texto. Queremos la concordia, pero debe ser en todos los ámbitos porque si no esta, y con ella todos los ciudadanos, nos convertimos en instrumentos del poder.

Quiero señalar dos fechas muy cercanas que tienen mucho interés:

  • Una de ellas tendrá lugar el día 21 de junio. Se trata de la tercera conferencia del ciclo «Encuentros en la Mercè» que e-Cristians conjuntamente con la Basílica de la Mercè venimos organizando y que tienen lugar en esta sede. La próxima será sobre ¿Por qué consumo noticias falsas y no lo sé? a cargo del Sr. Francisco Jiménez, profesor en periodismo digital de la UAO y coordinador de ForumLibertas que tratará precisamente de internet, las redes sociales y la presencia y la acción cristiana en estas. Una sesión más actual y más útil es difícil encontrarla. Más cuando quien la llevará a cabo es un experto que aplica sus conocimientos cada día.
  • El día 22 de junio tendrá lugar la II Asamblea de Asociaciones por la vida, la libertad y la dignidad constituida como respuesta a la ley de la eutanasia y para construir la alternativa cultural y política a la cultura de la muerte que se ha apoderado de nuestra sociedad. En el transcurso de la Asamblea se expondrán las actividades llevadas a cabo desde el encuentro de enero y las nuevas iniciativas en curso y previstas para después del verano con el objetivo de hacer crecer su capacidad de respuesta y alternativa .
Print Friendly, PDF & Email

Entrades relacionades

Menú