Misericordia quiero

Mn. Oriol Gil (Parroquias de Montornès)

“Yo soy la voz que grita en el desierto”

Juan 1,23

La historia cuenta que Bartolomé De las Casas (1484-1566) fue a las Américas para hacerse rico. Le habían adjudicado una encomienda que incluía indígenas y tierras, el sueño de todos los conquistadores. El joven encomendero tomó los hábitos de los dominicos y la vida parecía fácil y llena de oportunidades. Pero había algo que no era por completo de su agrado, aunque ni él mismo sabía exactamente qué. Leer más.

Print Friendly, PDF & Email

Entrades relacionades

Menú