Declaración de e-Cristians: Rechazamos las irresponsables manifestaciones de la ministra Irene Montero

En nombre de la necesaria unidad y consenso, reclamamos la paralización de las leyes divisivas

Hacemos público nuestro rechazo a las declaraciones de la ministra Irene Montero manifestando su intención de modificar la ley vigente para permitir el aborto a las menores sin el consentimiento de sus padres.

España sufre una de las peores crisis desde la posguerra civil. Para afrontarla es necesaria una unidad que es incompatible con leyes que impulsa el gobierno, como la eutanasia o una nueva ley de educación sin voluntad de consenso. A la que ahora se le quiere añadir una reforma de legislación sobre el aborto en un aspecto tan importante como la expropiación de la autoridad de los padres en una decisión tan importante, como la de dar la muerte al ser humano engendrado que debe nacer.

Es inadmisible que el gobierno se plantee ampliar la ley del aborto cuando el Tribunal Constitucional aún no ha dictado sentencia sobre la ley de hace 10 años. La reforma que se plantea facilita que las chicas se aíslen de su familia y tengan que tomar solas y sin suficiente discernimiento una decisión trascendental para su vida y para la vida humana que llevan dentro de sí.

Le pedimos que no haga efectiva esta iniciativa, al tiempo que animamos a la ministra Montero y a la vez el Gobierno a emprender una acción útil en favor de las mujeres: a luchar eficazmente contra la prostitución, el proxenetismo y la explotación sexual. Con motivo de la Covid-19, las restricciones urgentes y firmes sobre esta actividad están más que justificadas. También es urgente trabajar para proteger a las víctimas de explotación sexual, ayudarlas a salir fuera de este círculo.

Exigimos del gobierno español que mientras dure la pandemia y sea necesario crear las máximas condiciones de unidad política y social, cese en todo intento de legislar leyes divisivas, y conflictivas, como la que pretende la ministra Montero, o las aludidas sobre la eutanasia y la enseñanza.

¿Qué unidad puede reclamar el presidente Sánchez, si durante estos tiempos de trasiego no legisla para todos?

Pedimos respeto y responsabilidad, que significa ser consecuente con los actos que su gobierno promueve.

No hay unidad con leyes divisivas.

Print Friendly, PDF & Email

Entrades relacionades

Menú