Ataque pro-aborto el 10-11 y 23 de mayo 2021 en el Parlamento Europeo. Escribe a los presidentes de los grupos europeos

En el Parlamento Europeo se debatirá un preocupante proyecto de resolución sobre el aborto y contra la objeción de conciencia. Lo aprobará la Comisión de Derechos de las Mujeres los días 10 y 11 de mayo y se debatirá durante la sesión plenaria del 23 de junio.

Esta propuesta de resolución del diputado croata Predrag Matić titulada «La situación de la salud y los derechos sexuales y reproductivos en la UE, en el marco de la salud de las mujeres» es muy preocupante: promueve radicalmente el aborto y reclama en particular el abolición de la objeción de conciencia del personal médico. Se trata de un nuevo intento casi idéntico al de la eurodiputada portuguesa Edite Estrela en 2013, contra el que el European Centre for Law and Justice (ECLJ) luchó con éxito.

De hecho, esta iniciativa, como el anterior, sobrepasa las competencias de la Unión Europea, ya que el ámbito de la salud es competencia de los Estados. El Parlamento había rechazado el proyecto de resolución en 2013 basándose en que «es competencia de los Estados miembros formular y aplicar políticas sobre salud y educación». El 9 de marzo de 2021, la Sra. Dalli, en nombre de la Comisión Europea, volvió a recordar que «los poderes legislativos sobre salud y derechos sexuales y reproductivos, incluido el aborto, corresponden a los estados miembros».

Los promotores del aborto afirman confiar en un «derecho fundamental al aborto». Esto se ha repetido muchas veces, incluso en una audiencia en el Parlamento Europeo. Pero no existe un «derecho fundamental al aborto». Por el contrario, desde la Conferencia de El Cairo de 1994, los estados se comprometieron a «reducir el recurso al aborto» y a «tomar las medidas adecuadas para ayudar a las mujeres a evitar el aborto». El Tribunal Europeo de Derechos Humanos y el Tribunal de Justicia de la Unión Europea se han negado constantemente a reconocer la existencia de un «derecho» al aborto. De hecho, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TUE) ha reconocido que los fetos humanos gozan de la protección de la dignidad humana.

Además, en cuanto al derecho de objeción de conciencia del personal médico, su garantía siempre ha sido una condición para la despenalización del aborto. Está garantizado por los derechos humanos en virtud de la libertad de conciencia y, en particular, por el artículo 10.2 de la Carta de los derechos fundamentales de la Unión Europea. Estos motivos justifican el rechazo del informe Matić y del proyecto de resolución; tal y como hizo el informe Estrela en 2013.

El ECLJ ya ha comunicado esta información a muchos diputados del Parlamento Europeo.

Escribe a algunos de ellos para explicar que no hay «consenso» sobre el aborto en Europa. A continuación tenéis las direcciones de correo electrónico de los presidentes de grupos europeos y de los miembros del Comité, aquí la lista completa de los eurodiputados y aquí el texto del correo electrónico (en español, inglés y francés) enviado por el ECLJ, en el que puede inspiraros:

Print Friendly, PDF & Email

Entrades relacionades

Menú