Llamamiento urgente a rezar por la situación en Ucrania

El peligro de una guerra en Ucrania es real y también podría ser el inicio de conflictos bélicos a otros niveles que da miedo incluso pensar en ello o ponerlo por escrito.

La Virgen María en Fátima dijo que las guerras pueden ser canceladas por la conversión y rezando el rosario (de hecho profetizó la II Guerra Mundial si los hombres no se convertían). En otras apariciones de la Virgen ha dicho mensajes similares.

El Santo Padre Francisco ha declarado como jornada de oración por la paz el 26 de enero de 2022, y con esta intención de detener posibles acciones bélicas en Ucrania, que pueden afectar a Europa según manifiesta la misma convocatoria.

Con todo esto, conscientes de la situación muy delicada que vivimos, desde e-Cristians lanzamos una campaña urgente de oración por la paz proponiendo dos sencillas acciones:

  • Propuesta de rosario diario por la paz: Si rezas el rosario o no lo rezas habitualmente y lo quieres hacer estos días, hasta que acabe esta amenaza reza el rosario con esa intención: Madre de Dios, detiene una posible guerra en Ucrania que pueda derivar también en una guerra en Europa.
  • Novena por la paz: A partir del mismo día 26, rezar durante 9 días una novena con la oración que seguro utilizará el Santo Padre Francisco ese mismo día, o bien con la oración de consagración a la Virgen que en un momento muy delicado hizo San Juan Pablo II en 1983, y que encontrarás aquí , y que entre otras cosas dice en su traducción oficial al español:
Corazón Inmaculado, ayudanos a vencer la amenaza del mal, que tan fácilmente se arrela en los corazones de los hombres de hoy y que sus efectos inconmensurables pesan ya sobre nuestra época y da la impresión de cerrar el camino, ¡hacia el futuro!
¡Del hambre y de la guerra, líbranos!
¡De la guerra nuclear, de una autodestrucción incalculable y de todo tipo de guerra, líbranos!
¡De los pecados contra la vida del hombre desde sus primeros instantes, líbranos!
¡Del odio y del envilecimiento de la dignidad de los hijos de Dios, líbranos!
¡De toda clase de injusticia, nacional e internacional, líbranos!
¡De la facilidad de pisotear los mandamientos de Dios, líbranos!
¡De los pecados contra el Espíritu Santo, líbranos! ¡Líbranos!
¡Acoge, Madre de Cristo, este grito cargado del sufrimiento de todos los hombres, cargado del dolor de la sociedad entera!

Desde e-cristians te animamos a que cumplas estas dos propuestas, seguros que el momento lo requiere, pero también seguros que con la ayuda de la Virgen y la intercesión de San Juan Pablo II, se puede conseguir mover la voluntad de Dios, señor de la Historia.

Print Friendly, PDF & Email

Entrades relacionades

Menú